lunes, 24 de diciembre de 2007

Regalos

Agustín. 8 años. La Pintana.
Pide al Viejito Pascuero pasto para el jardín de su hermana menor.
No quiere que ella se ensucie y se raspe sus pequeñas rodillas al jugar en la tierra.

viernes, 23 de noviembre de 2007

Radiohead


Muy simple queridos. Ed (guitarrista de Radiohead) dijo que probablemente vendrán a Sudamérica el próximo año. ¿Queremos que visiten nuestro país no es cierto? Entonces únanse y adjunten su firma en el artículo "Radiohead visitará Sudamérica" en la página www.potq.cl

martes, 20 de noviembre de 2007

La familia

Cuando mis hijos eran pequeños solía jugar a un juego con ellos.
Le daba una ramita a cada uno, una ramita, y les decía: "Rompedla".
Podían hacerlo, era muy fácil. Luego les decía: "Atadlas todas juntas y tratad de romperlas"...
No podían. Entonces les decía: "Esas ramas juntas es la familia".
[Una historia sencilla.David Lynch]

viernes, 16 de noviembre de 2007

Ripley ¿lo mejor de cinco continentes?

Ante todo, odio a las viejas alegonas. Esos seres que no tienen nada mejor que hacer que mandar a llamar al "Jefe de tienda" cada vez que un vendedor(a) comete un error. Las detesto sobre todo cuando alegan por cosas pequeñas y más aun cuando se quejan de cosas que no pueden remediar los vendedores y que son completamente ajenas a ellos. Sin embargo, hoy fui yo la que mandó a llamar al Jefe de tienda y yo quien escribí una página tamaño oficio en el libro de reclamos.
Espero que el vendedorcito en cuestión esté tan ocioso algún día que googlee su nombre. Sí, Rodrigo Cárdenas, esta es para ti:
Ante todo decirte que cuando una persona compra, lo que tú llamas cliente, debe llevar todo lo que desea comprar y pagarlo en un solo acto. Hoy dejaste que la tipa que venía antes de mi abuela se paseara por toda la sección navideña, marcabas cada cosa que ella elegía y dejabas que ella se volviera a ir. Luego la dejaste bajar por escalera mecánica a la sección de niños. Mi abuela esperó más de media hora a una persona inconciente que se paseaba y paseaba. ¿No la viste la pierna? ¿No viste que tiene una enfermedad crónica en una de sus piernas y que no puede esperarte a TI, grandísimo imbécil, más de media hora parada en una fila? Cuando te increpé me dijiste que fuera a otra caja. Y yo la muy idiota te hice caso, pero todas las cajas estaban ocupadas y por lo demás tu clienta estrella no estaba haciendo algo debido. Es que te repito: Uno elige y paga. Pero no se pone a elegir mientras ya estás pagando y MENOS ir a otros pisos, haciendo una fila interminable tras ella. Pero claaaaro que te va a importar a ti eso si la muy egocéntrica llevaba cerca de 100 mil pesos y eso te beneficia directamente. Espero de todo corazón que tu jefe lea mi queja y te mande el reto de tu vida. En verdad no soy tan mala como para desear que te echen pero ojalá tengas más conciencia con las personas de tercera edad que merecen todo nuestro respeto y que no tenemos derecho a pasarlas a llevar de la manera como lo hiciste tú.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Yo decido amarte a diario


No basta con querer a alguien.

Hay que tener valor para amar de verdad.

Hay que amar de una manera tal que ningún ladrón,

ninguna mala intención,

ninguna ley -ni la humana ni la divina-

puedan hacer nada en contra de ese amor.


[Sándor Márai]

lunes, 5 de noviembre de 2007

Animal instinct


It's a lovely thing that we have...

It's a lovely thing that we...

It's a lovely thing, the animal...

the animal instinct


A fines del 2004 fui a ver una película que me marcó: "Las invasiones bárbaras".
Para no contarles en desenlace que, en todo caso, no es la gran cosa, les haré un breve resumen. Se trata de un tipo exitoso, que tiene un "padre" que no debiera tener tal título y que cierto día se enferma. En fin, a nuestro chico estrella se le avisa que papá está gravemente enfermo, de muerte. Como hombre exitoso que es, y que se presume hace todo bien, no lo piensa mucho y decide ayudar a este hombre que se hace llamar su padre.
Cuando yo vi esta película no vi una historia más. Vi la historia de mi papá y la de su papá. Vi como alguien puede llegar a cometer ilícitos si eso significa mejorar o contener la situación que vive un familiar. Mi papá es así, lo sé aunque no lo he visto. Se convertiría en el peor ser de la tierra si eso es preciso para salvar a alguien de la familia. Eso es lo que más me gusta de él, y yo quiero ser así.


PD: ¿Cuando vieron río místico sintieron que habrían hecho lo mismo que Sean Penn? ¿Cuando vieron el final dogville sintieron que había que matarlos a todos?

miércoles, 31 de octubre de 2007

Remolino de papel, gira, gira, gira sin volver

Patines, pipiritapao, barbies, carrusel, elástico, spice girls, agua de la manguera, los pitufos, mampato, los picapiedras, let's fun, barco de vapor, cachureos, emilia y la dama negra, ana maría güirales, nubeluz, la fuerza g, asesinato en el cannadian express, icarito, candy, angel, polly pocket, cuerda, profesor rossa, el país del agua, plaza, casa de muñecas, 1+1, dulces, pinpon, jacqueline balcells, algodones de azúcar, chuck and cheesse, maravillozoo, zapatitos de charol, trenza maría, he-man, vestido con bordado, mazapán, video loco, veranos enteros en casa de la playa, calcetines con vuelitos, los súper campeones, delantal blanco, pan tostado con mantequilla, trenza espiga, R.L.Stine, nickelodeon, cicatrices...

De todo eso sólo quedan mis cicatrices y recuerdos, que nunca se van a borrar.

Oruga

Demasiado frágil para vivir y demasiado viva para morir

sábado, 20 de octubre de 2007

BE PRETTY


- ¿Soy fea?

No.

- Cuando niña pensaba que lo era…

A veces pienso que la gente no entiende cuan solitario es ser niño…

como si no importara… era niña, tenía unos juguetes y unas muñecas.

Mi favorita es esa muñeca fea a quien le llamo Clementine.

Y le grito todo el tiempo: ¡NO PUEDES SER FEA, SE BONITA!

Es raro….Si pudiera tan solo transformarla… para que mágicamente yo también cambiara...

sábado, 13 de octubre de 2007

¿El don de la palabra?

Hoy, en vez de irme en micro, me tomé el metro. Mientras iba distraída mirando cualquier cosa empezaron 2 tipos a conversar cerca de mi. Parecían niñitos PUC, hablaban con papa en la boca y todo. Bueno la cosa es que conversaban de por qué las "minas ricas" de su U pololeaban con "los weones feos". Y dieron una cantidad de ejemplos considerables dentro de sus compañeritos.
Me pareció muy chistoso el tema y si tuviera más personalidad les habría comentado mi opinión al respecto. Pero como no lo hice y los tengo a ustedes, he aquí por qué según yo ocurre eso:
Mientras el "mino rico" el primer día de clases te arrincona en una pared para hacerte preguntas imbéciles como ¿en qué colegio estabai, ahh y conocí a juanita?, el niño feo te mira desde lejos con su cara tieeerna de "ahhh, eres tan linda".
Mientras el "mino rico" se consigue tu celular para llamarte un sábado por la noche e invitarte a un carrete, el "mino feo" se consigue tu msn. Con todo su esfuerzo se conecta, como diría Coco Legrand con tu "sensibilidad femenina", y ve qué cosas TE gustan y a ese tipo de cosas te invita. Mientras el "mino rico" llega con su para' de "te tengo loca", el "mino feo" es humilde y primero se hace tu amigo.
Mientras el "mino rico" tiene una suerte de certeza de que se puede agarrar a cualquier mina, el "mino feo" hay interiorizado que el joteo no es lo suyo. Y nosotras apreciamos a los no-jotes.
Mientras el "mino rico" va por la vida creyéndose [Ponga aquí el actor que le parezca + atractivo], el "mino feo" sabe que para conseguir sus objetivos tiene que esforzarse más y desarrollar otras aptitudes que los "ricos" olvidan.
Mientras el "mino rico" no está ni ahí con ser tu amigo, el "mino feo" sí, porque tiene clarísimo que la amistad entre hombres y mujeres no existe y que va a llegar el día en que ella se enamore de él.
Mientras el "mino rico" piensa que la niña en cuestión está llena de pretendientes y por eso no la jotea tanto ni la invita a salir, el "mino feo" sabe que en el fondo la muchachita no sale mucho porque a todos les da miedo invitarla a salir, y ¿qué hace? la invita a salir él, obvio.
Mientras el "mino rico" se mira más al espejo que una (¡qué cosa tan matapasiones!), el "mino feo" sabe que es feito y sabe que no es de hombres andarse mirando como minita. A lo más usa un perfume rico que siempre es agradecido por nosotras.
Mientras el "mino rico" habla de él TODO el rato, el "mino feo" escucha todo lo que tienes que decir.
Mientras el "mino rico" cree que sólo necesita para conquistar 3 horas de gimnasio diarias y una camisa polo, el "mino feo" sabe que después de todo las mujeres no somos tan superficiales y que ni su índice de masa corporal ni su marca de ropa nos importan.
Mientras el "mino rico" es atarantado, el "mino feo" tiene paciencia y persevera para obtener lo que quiere.
En definitiva porque mientras el "mino rico" cree que andamos todavía buscando a Ken, el "mino feo" sabe para conquistarnos basta con hacernos felices.
Lo que yo me pregunto es...¿por qué los minos ricos NO andan con minas feas?

jueves, 11 de octubre de 2007

Con ustedes....mis favoritos de Benedetti


Gracias a vos he descubierto
que el amor es una bahía linda y generosa
que se ilumina y se oscurece
según venga la vida,
una bahía donde los barcos
llegan y se van,
llegan los pájaros y augurios
y se van con sirenas y nubarrones,
una bahía linda y generosa
donde los barcos llegan y se van,
pero vos:
por favor no te vayas


Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte.
Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte.
Tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte.
o sea,
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.


Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.
Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.
A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.
Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.



Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza
porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro
porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.


Cuando uno se enamora
las cuadrillas del tiempo
hacen escala en el olvido
la desdicha se llena de milagros
el miedo se convierte en osadía
y la muerte no sale de su cueva
enamorarse es un presagio gratis
una ventana abierta al árbol nuevo
una proeza de los sentimientos
una bonanza casi insoportable
y un ejercicio contra el infortunio
por el contrario desenamorarse
es ver el cuerpo como es y no
como la otra mirada lo inventaba
es regresar más pobre al viejo enigma
y dar con la tristeza en el espejo


Te espero cuando la noche se haga día,
suspiros de esperanzas ya perdidas.
No creo que vengas, lo sé,
sé que no vendrás.
Sé que la distancia te hiere,
sé que las noches son más frías,
Sé que ya no estás.
Creo saber todo de ti.
Sé que el día de pronto se te hace noche:
sé que sueñas con mi amor, pero no lo dices,
sé que soy un idiota al esperarte,
pues sé que no vendrás.
Te espero cuando miremos al cielo de noche:
tú allá, yo aquí, añorando aquellos días
en los que un beso marcó la despedida,
Quizás por el resto de nuestras vidas.
Es triste hablar así.
Cuando el día se me hace de noche,
Y la Luna oculta ese sol tan radiante.
Me siento solo, lo sé,
nunca supe de nada tanto en mi vida,
sólo sé que me encuentro muy solo,
y que no estoy allí.
Mis disculpas por sentir así,
nunca mi intención ha sido ofenderte.
Nunca soñé con quererte,
ni con sentirme así.
Mi aire se acaba como agua en el desierto.
Mi vida se acorta pues no te llevo dentro.
Mi esperanza de vivir eres tú, y no estoy allí.
¿Por qué no estoy allí?, te preguntarás,
¿Por qué no he tomado ese bus que me llevaría a ti?
Porque el mundo que llevo aquí no me permite estar allí.
Porque todas las noches me torturo pensando en ti.
¿Por qué no solo me olvido de ti?
¿Por qué no vivo solo así?
¿Por qué no solo...



Todas las parcelas de mi vida tienen algo tuyo
y eso en verdad no es nada extraordinario
vos lo sabés tan objetivamente como yo
sin embargo hay algo que quisiera aclararte
cuando digo todas las parcelas
no me refiero sólo a esto de ahora
a esto de esperarte y aleluya encontrarte
y carajo perderte y volverte a encontrar
y ojalá nada más
no me refiero sólo a que de pronto digas
voy a llorar
y yo con un discreto nudo en la garganta
bueno llorá
y que un lindo aguacero invisible nos ampare
y quizá por eso salga enseguida el sol
ni me refiero sólo a que día tras día
aumente el stock de nuestras pequeñas
y decisivas complicidades
o que yo pueda o creerme que puedo
convertir mis reveses en victorias
o me hagas el tierno regalo
de tu más reciente desesperación
no
la cosa es muchísimo más grave
cuando digo todas las parcelas
quiero decir que además de ese dulce cataclismo
también estás reescribiendo mi infancia
esa edad en que uno dice cosas adultas y solemnes
y los solemnes adultos las celebran
y vos en cambio sabés que eso no sirve
quiero decir que estás rearmando mi adolescencia
ese tiempo en que fui un viejo cargado de recelos
y vos sabés en cambio extraer de ese páramo
mi germen de alegría y regarlo mirándolo
quiero decir que estás sacudiendo mi juventud
ese cántaro que nadie tomó nunca en sus manos
esa sombra que nadie arrimó a su sombra
y vos en cambio sabés estremecerla
hasta que empiecen a caer las hojas secas
y quede el armazón de mi verdad sin proezas
quiero decir que estás abrazando mi madurez
esta mezcla de estupor y experiencia
este extraño confín de angustia y nieve
esta bujía que ilumina la muerte
este precipicio de la pobre vida
como ves es más grave
muchísimo más grave
porque con estas o con otras palabras
quiero decir que no sos tan sólo
la querida muchacha que sos
sino también las espléndidaso cautelosas mujeres
que quise o quiero
porque gracias a vos he descubierto
(dirás que ya era hora
y con razón)que el amor es una bahía linda y generosa
que se ilumina y se oscurece
según venga la vida
una bahía donde los barcos
llegan y se van
llegan con pájaros y augurios
y se van con sirenas y nubarrones
una bahía linda y generosa
donde los barcos llegan
y se van
pero vos
por favor
no te vayas.


Si la esmeralda se opacara,
si el oro perdiera su color, entonces,
se acabaría nuestro amor.
Si el sol no calentara,
si la luna no existiera, entonces,
no tendría sentido vivir en esta tierra
como tampoco tendría sentido
vivir sin mi vida,
la mujer de mis sueños,
la que me da la alegría...
Si el mundo no girara
o el tiempo no existiese, entonces,
jamás moriría
Jamás morirías tampoco nuestro amor...
pero el tiempo no es necesario
nuestro amor es eterno
no necesitamos del sol
de la luna o los astros
para seguir amándonos...
Si la vida fuera otra
y la muerte llegase entonces,
te amaría hoy, mañana...
por siempre...
todavía.



Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias y
de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón.
Tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores tamaños
y promesas
por época
por tacto
y por sabor.
Sin un temblor de más,
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos.
Estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna maldición.
Mis huéspedes concurren,
concurren como sueños
con sus rencores nuevos
su falta de candor.
Yo les pongo una escoba
tras la puerta
porque quiero estar solo
con mi rostro de vos.
Pero el rostro de vos
mira a otra parte
con sus ojos de amor
que ya no aman
como víveres
que buscan a su hambre
miran y miran
y apagan la jornada.
Las paredes se van
queda la noche
las nostalgias se van
no queda nada.
Ya mi rostro de vos
cierra los ojos.
Y es una soledad
tan desolada.



No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría
palpo gusto escucho
y veo tu rostro
tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo
tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto
nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa
sin embargo todavía dudo
de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía
pero venís y es seguro
y venís con tu mirada
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro
y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido
y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía


Mi táctica es
mirarte aprender como sos
quererte como sos
mi táctica es
hablarte y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo
ni sé con qué pretexto
pero quedarme en vos
mi táctica es
ser franco y saber que sos franca
y que no nos vendamos simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos
mi estrategia es
en cambio más profunda
y más simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo
ni sé con qué pretexto
por fin
me necesites

domingo, 7 de octubre de 2007

Arrepentimientos


Al tropezar con luces extirparás un perdón de piel


No sean descarados, ustedes y yo sabemos que todos nos arrepentimos de algo. Esa frasecita cómoda de "volvería hacer todo igual, no me arrepiento de nada" es lo más chanta que he escuchado. Aquí comparto mi lista de arrepentimientos con ustedes:

-Nunca haber aprendido ballet.

-No haber desarrollado ningún maldito lado artístico.

-Sentirme bicho raro por lo mencionado en el número dos.

-No decir muchas cosas en el momento adecuado.

-Demorar cuando no es preciso ni conveniente.

-Haberme cambiado de casa.

-Haber pololeado con un freak.

-Haber pololeado con un mentiroso.

-Comer mal a diario y sentirme mal por eso.

-No haberme dormido a las 8 para crecer más.

-No haber ido a la obra El Novecento el año pasado.

-Haber sido tan pendeja los tres últimos años y no concentrarme en lo importante.

-Hablar menos con personas especiales por culpa de la U.

-Pensar tanto las cosas antes de actuar.

-Retar tanto a mi hermano por creer que si soy una chillona será mejor persona.

-Ser tan garabatera.

-De que no me gusten las legumbres.

-No ser tan directa y espontánea como quisiera.



[*La foto me la robé de emol.com]

jueves, 27 de septiembre de 2007

Dos años y 3 meses

Quiero empezar dándote gracias por todo lo que haz hecho por mi.
Por estar siempre a mi lado cuando lo he necesitado y por las veces que me haz hecho feliz,
no quiero imaginar que esto algún día acabará.
Espero que esto dure para siempre.
Espero disfrutar cada momento que pasemos juntos, no importa el lugar.
Pienso en las cosas que juntos hemos pasado y cómo nos han hecho crecer,
los momentos difíciles no son un problema, sino que una balla que juntos tenemos que pasar.
Te doy mil gracias por quererme como soy, y pase lo que pase nunca te voy a olvidar.
Te quiero, Te quiero.
A pesar de todo solo te pido una cosa: yo no quiero verte llorar, y si esto se acaba piensa en las cosas lindas que pasamos juntos.
Sé que es difícil pero hay que seguir, hay que seguir.
No quiero imaginar que algún día voy a despertar de este sueño en el que estoy viviendo.
Si tú no estás aquí no hay nada que me haga más feliz...como tú.


[Keepfit - "te quiero"]

martes, 28 de agosto de 2007

Cambio de vida

Lo más difícil fue ponerle nombre a esta entrada: podría ser...odio el transantiago, quiero dormir siesta cucharita con mi pololo, cuándo veré el panorámico otra vez, por qué me queda todo tan lejos, por qué nadie plantó árboles en esta avenida. En fin...suma y sigue.
Resulta que hace un mes me cambié de casa y de barrio. De mi amada Providencia llegué a Las Condes. Acá todo es más rancio de lo que pensé. Viví tantos años en Providencia y nunca nada me pasó. En cambio acá la primera semana le mostraron un cuchillo a mi hermano en señal de pásamelo todo o te mueres.
Este barrio y me atrevería a decir esta comuna no tiene onda. Providencia la llevaba, estaba todo cerca y tenía avenidas con árboles enormes y preciosos. Los amaba aunque me provocaban una alergia atroz.
Otro punto negro que surgió por el cambio es que mi pololo al vivir en Quinta Normal literalmente tiene que cruzar todo santiago para venir a verme. Ya no podemos dormir siesta cucharita como antaño. Mi ex-casa quedaba a 3 estaciones de la facultad y era menos complicado ir y venir.
Para rematar inventaron esta estupidez del transantiago. Yo que nunca sufrí los embates de dicho "plan estrella del gobierno", ahora me veo totalmente sobrepasada por él. Es que estar más de una hora y 20 en una micro parada y pegada a la gente con varios códigos en la mochila no se lo doy ni a mi peor enemiga.
Mi pieza aún no tiene pies ni cabeza. Está todo tirado y no me dan ganas de ordenarlo, es algo así como una prórroga a mi pieza anterior....digamos...un homenaje.
Sé que es feo que me queje. Que el departamento es muy bonito y que hay varias comodidades que el otro no tenía. Pero es que deberían ver este barrio. Los árboles son flacos y tristes, no dan ganas de salir a caminar a ningún sitio. Mi calle favorita es Lyon, y cómo me voy a olvidar de lo linda que se ve la Municipalidad de Providencia en Navidad. Aquí no hay flores y hay muy poco pasto. Lo único que "adorna" el paisaje son autos y locales comerciales. La cordillera no me consuela. Estoy acostumbrada a ella, en mi otro departamento también la veía perfecta.
A Amélie también le ha costado acostumbrarse. Refunfuña porque se pierde, se le olvidó que tiene que hacer sus necesidades sobre el diario de la cocina. Mamá ha recibido múltiples regalitos de Amélie en su pieza. La distribución de la casa la confunde, los primeros días lloró mucho.
Tengo sueño y esta queja no quiere terminar pero debe hacerlo. Ni les cuento a la hora que me levanto ahora.
PD: Vayan al cine a ver "La vida de otros". Es una película sobresaliente.

martes, 31 de julio de 2007

CALIFORNIA

Vacaciones de Invierno en:
San Francisco,
Sausalito,
Alcatraz,
Watsonville (alias: huaso-vil),
Monterey,
Carmel,
Santa Bárbara,
Santa Mónica,
Universal Studios,
Mission Viejo,
Disneyland,
Laguna Beach,
Huntington beach,
Newport,
Balboa Island.
Resultado= Una oruga muy cansanda.

viernes, 13 de julio de 2007

De la muerte, otra vez.


Una madre herida hasta en lo más profundo de su alma por la pérdida: Un marido muerto. Una hija muerta. La otra herida e internada en un centro asistencial. Otra vez la misma historia. Un cretino que por celos, irracionalidad y, supongo, algúna transtorno psiquiátrico grave, mató a quien fuera su polola durante 4 años. Así terminó la vida de una joven de 22 años, a manos de quien fuera el hombre de su vida durante 4. ¿Cuántas más se van a tener que morir para que carabineros y la justicia haga algo?. La chica había ido a denunciar al tipo a la comisaria por hostigamiento. El tipo la perseguía y agredía psicológicamente. Nada hicieron las autorizadades para protegerla. Entró a su casa, apuñaló a su ex-suegro, siguió con la hermana de la fallecida y por si fuera poco degolló a su ex-polola.
El año pasado murieron 45 mujeres a manos de sus parejas. Este año ya se han registrado 28 casos. ¿Cuántos más vamos a tener que ver horrorizados en las noticias.
¿Quién consuela a esa madre que en una noche perdió a una hija y a su marido?
¿Quién reconstruirá a esta familia desde las cenizas?
¿Se puede reconstruir la vida de alguien que tiene 2 de sus seres más amados dentro de un par de ataúdes en su living?
¿Vieron la tranquilidad de la madre en las noticias?
¿Se dan cuenta que está tan herida que no puede ni gritar ni llorar?
A veces es dolor es tan intenso que no se puede expresar, ni con el cuerpo ni con palabras...

lunes, 9 de julio de 2007

De mis 3 únicas travesuras

A propósito de mi abuelita Ángela, recordé un episodio en que me salvó la vida. De pequeña nunca fui traviesa, es más, era una niña en demacia callada y tranquila. Pasaba las tardes leyendo o junto a mi vecina Natalia, que era la única amiga que tenía en mi barrio. Curiosamente en mi barrio de la infancia habían puros niños y la Naty y yo hicimos buenas migas al instante por eso.
Estábamos mi primo Doni, mi hermano y yo, junto a la abuelita Ángela en la casa de la playa. Casa que construyó mi abuelo con todo su esfuerzo. Muchas veces pasamos veranos enteros ahí, con la Moraima y mi Mamarina. Mi mamá llegaba los fin de semanas con la tía Paty y el Tata.
La cosa es que cierto día, de semana, me puse a pelear con mi primo. Era tal mi rabia que no dudé un segundo y le lancé con la mayor de mis fuerzas mi mamadera. Jajaja. Claro ni tonto se agachó y mi mamadera quebró el ventanal que da hacia la calle. Para que no me pillara mi tata, mi abuelita Ángela nos agarró a los tres y nos llevó a comprar el vidrio. Contrató a un maestro para que lo pusiera y santo remedio. Años más tarde mi tata se enteró que su querida Fernandita había roto aquel vidrio pero que la abuelita lo reparó sin que nadie lo notara.
Otra mítica travesura fue aquella vez que le tiré agua a mi hermana para que despertara. Toda la familia sabe lo mucho que le gusta a mi hermana dormir. Odia muchísimo cuando la despiertan. En nuestra antigua casa habían muchos perros en el pasaje y mi hermana lo bautizó "la perrera". Mi ex-nana, la sra. Margarita, le tenía pavor a mi hermana, andaba de puntillas por la casa haciendo el aseo. De este episodio mi hermana hasta el día de hoy se acuerda. Es que debe ser demasiado terrible que te tiren agua cuando estás durmiendo, por tanto, difícil olvidarlo. Esa vez salió corriendo detrás mio, yo cacho que me quería matar. Me escondí detrás de mi mamá que estaba cocinando en la cocina. No sé qué le habrá dicho pero mi hermana desistió en sus ganas de matarme.
Finalmente, la del guarén o como se escriba. Mi colegio era en demacia cuiquito. Ni tan pelo lais tampoco pero sí era cuiquito, las cosas como son. Cierto día había un guarén en el pasillo de al lado de la ex-enfermería. El pobrecito estaba ensangrentado y gemía de forma extraña, estaba echado hacia un costado y parecía comenzar a morir. Nunca antes había visto un ratón tan grande así que asumí que era un guarén pero no estoy 100% de que lo fuera realmente. La cosa fue que no se me ocurrió algo más inteligente que empezar a hacerle cariño. Cariño a un guarén con sangre que quién sabe dónde anduvo metido...pero estaba muriendo....en fin. Llegó la Malena, una vieja histérica que era un intento de profesora de alemán, gritando que dejara al guarén. Su tono cuiquito no lo olvido hasta hoy, era una de las voces más detestables. Para que se hagan una idea de su aspecto es un símil de Cruela de Vil o como se escriba. Finalmente me mandaron a la enfermería a desinfectarme las manos.
Y ustedes, ¿hacían "travesuras"?

PD: El próximo que me diga "leí tu blog y no postié" ¡lo mato!

domingo, 1 de julio de 2007

De las muertes.

Mi abuelita Ángela partió de noche, sin molestar a nadie. Las tías se consolaban con que "partió en el sueño". Se fue alrededor de las 7 am del día 21 de junio de 2007. Aquella noche sentía algo extraño, me invadió la pena de una manera demasiado rara. No podía dormir tampoco. Sólo logré conciliar el sueño a eso de las 4:30 am. Lo sé pues esa fue la última vez que vi la hora antes de dormirme. Esa noche tembló. Al temblar me levanté al baño, ya no tenía pena pero sí la sensación extraña de que podría encontrarme con mi abuelita en los pasillos de mi casa. Tenía la firme convicción de que había muerto. Me mojé la cara y al salir del baño, recorrí con la mirada el living de mi casa, con algo de temor. El temblor fue a las 6 am aproximadamente. Ya a las 7 desperté y no podía dormir más. A eso de las 8 y tanto suena el teléfono. Vi el visor del teléfono y era mi mamá. No alcanzó a decir palabra y la increpé con la pregunta. Era cierto, había muerto. Atiné a pararme y hacer un sinfin de cosas. Lavé, recogí ropa, ordené, me duché, etc, etc, etc. Todo eso llorando. Sin embargo no podía parar de hacer cosas, necesitaba tratar de no pensar. De tanto llorar, me surmergí en un profundo sueño. Sólo desperté alrededor de las 12 pm, momento en que mi mamá y mis abuelos llegaron. Fue extraño hacerse la fuerte y no llorar más en todo el día. Varias amigas se ofrecieron a venir a verme. Yo no necesitaba nada de eso. Si ellas venían, yo sería la pobrecita y la que necesitaba consuelo. Claramente sentía que era yo la que tenía que mantenerse firme y acoger a los demás. No es hacerme la heroina ni algo así. Es que simplemente nunca había muerto alguien tan querido para ninguno de nosotros. Ni para mis abuelos, ni para mis hermanos ni para mi mamá. Cuando entré al velatorio fue rara la sensación que me produjo el ataúd. No quería acercarme a él. Quería, como dice el cliché, "quedarme con la imagen de mi abuelita como cuando estaba viva". Sin embargo, entendí que para asumir de mejor manera posible todo lo que estaba pasando tenía que ver su cara por última vez. Me acerqué con algo de pena pero luego sentí mucha calma. Sabía en el fondo que no era ella la que estaba ahí. Sabía que su espíritu nos estaba mirando y estaba con Dios. Tenía la cara muy hinchada lo que hacía que se le vieran muy poquito las arrugas. Tenía una mueca extraña. No estaba feliz pero tampoco triste. Estaba como calmada pero atenta....no sé. Creo que aunque ella decía siempre que debía partir le costó irse. Quizá se sentía muy responsable por lo que podría ocurrir con su partida. Esos días fueron muy familiares, tal como a ella le gustaba. El viernes la enterramos. Lamentablemente el tiempo no nos acompañó. A pesar de haber llevado paraguas quedamos todos mojados. Llovía tremendamente. Su hermano Raúl, uno de los pocos que va quedando con vida dijo unas palabras, sin embargo, nada pude escuchar. Antes del entierro en sí, se le hizo una misa católica. Me apestó la actitud del cura. Prácticamente nos apuró con la mirada, pues mis hermanos y yo leímos cada uno algo que escribimos para ella. No dejó leer a una tía. Fue una rotería que mi abuelita no merecía pero bueno, tampoco podíamos armar un escándalo. A pesar de todo ello creo que fue lindo que hayamos estado quienes realmente queríamos a mi abuelita.
El sábado por la tarde recibí la llamada de mi papá. Mi abuelo Gustavo (su padre) había tenido un infarto cerebral y estaba en coma. Papá partía a las 6 a Alemania con el corazón medio destrozado. Mi papá y yo nunca hemos sido muy sentimentales entre nosotros, sin embargo que se le estuviera muriendo su papá me dio mucha pena y me tuvo muy distraída. Incluso en estos momentos me siento con un pedazo de mi en Alemania, haciéndole cariño en la espalda. Yo estoy bien pues nunca tuve mucha relación con ese abuelo. Por lo demás me dediqué a juzgarlo duramente mientras estuvo con vida. Siento que ahora no me corresponde hacerlo. Tengo que respetar este momento. Murió hoy y mi papá estuvo a pocas horas de llegar. Tengo que respetar su dolor. Por lo poco que pude hablar con él me dijo que siente que no hizo suficiente. Como me gustaría hacerle entender que está muy equivocado, pero mi papá es una de las personas más porfiadas que conozco. Me preocupa mucho el tío Álvaro (hermano de mi papá). Nunca hemos conversado mucho pero yo le tengo muchísimo cariño. Me preocupa porque él sí que no tenía relación con su padre. Desde mi punto de vista era totalmente comprensible. Pienso qué se debe sentir eso y no logro imaginármelo bien. Me gustaría decirle que el hecho de que él lo haya juzgado es algo muy personal de él y que nadie le tiene que recriminar nada pues él vivió el dolor del abandono. Sería difícil para mi llamarlo, no sé si pueda hacerlo. Hablé con mi tía Tan y con el tío Mauro (otros hermanos de mi papá) pero llamar al tío Álvaro me produce una cosa rara. Me gustaría decirle que entiendo la actitud que tuvo con su padre, que se quede tranquilo y que tiene mi comprensión y mi apoyo. Pero puede que él en estos momentos esté experimentando arrepentimiento hacia todo ello y mis palabras lo hagan sufrir. No podría decirle otra cosa. Otra cosa no siento. Estaría mintiendo. Quizá lo mejor sea callar. Me tranquiliza que mis primas están con él.
Es tan extraño comparar para mi estas dos muertes. Por un lado, fue tan dolorosa la partida de mi abuelita Ángela y, por otro lado, no me sensibiliza mayormente la partida de mi abuelo paterno. Me da muchísima pena por mis tíos y sobre todo por mi papá, a quien adoro aunque nunca se lo digo. Me da rabia y pena que esté pasando por esta situación, sin embargo, al no tener contacto con ese abuelo nada extrañaré de él.
Cuando leí el fotolog de mi prima Rafa me conmovió ver el corazón lindo que tiene. Rescató lo bueno. Ojalá yo algún día pueda hacer eso también.

martes, 19 de junio de 2007

La vida es un tango y hay que saberlo bailar


Querida abuelita Ángela:

Comienzo a despedirme de ti. Hoy, lunes, 18 de junio supe que estás muy mal. Que no reaccionas ante ningún estímulo. La última vez que te vi todo estaba normal, jamás pensé que te irías tan pronto. Para mi es pronto porque sólo llevo 21 años junto a ti. Pero sé que tú ya quieres descansar. Estos 97 años en esta tierra han sido muy pesados y Dios ya te quiere llevar con él.

Abuelita, desde que supe lo que te pasa no he llorado. Trataré de no hacerlo, sé que nos amas tanto que sé que puedes sentir que estamos sufriendo por ti. Mañana cuando te vea espero llegar a tiempo para decirte al oído esa oración que tanto te gusta y que siempre me recitabas cada vez que te iba a ver. Abuelita, hoy me siento más cercana a ti que nunca, por eso te estoy tuteando, no creas que es de irrespetuosa. Abuelita, quiero que sepas que eres una de las personas que más amo en el mundo. Eres la persona más linda que he conocido. Eres tan atenta, tan generosa, has dado todo lo que has tenido por tus seres amados, eres servicial, honesta, optimista, tan simpática y cariñosa. Abuelita, yo te amo mucho. Gracias por enseñarme tantas cosas, por ser el mejor ejemplo de persona buena. Abuelita, sólo hiciste unos cuantos cursos de la básica para dedicarte a criar a tus 10 hermanos menores, y, sin embargo, eres tan inteligente. Siempre puse mucha atención a todo lo que tenías que decirme. Tu visión de la vida y de cómo había que actuar en ella era admirable y digna de reproducir. Abuelita, me tiembla un poco todo al escribir esto, pero sé que debo ser fuerte y dejarte partir. Bailaste demasiado bien este tango y te ganaste el premio muy merecido de ir a descansar junto a Diosito. Abuelita, tienes el lugar más grande para ti en mi. Gracias por mostrarme lo lindo que es leer, por darnos a todos una lección de generosidad, de dar lo que uno más pueda siempre. De ser cariñosa al extremo. Nunca me voy a olvidar de tus empadadas, de las cazuelas, de tantas veces que me fuiste a cuidar a casa cuando no teníamos con quién quedarnos. La única vez que te vi llorar fue una vez que te pisé un pie sin querer. Me sentí tan mal abuelita. Sé que tus pies siempre te dolieron mucho y que tenías muchas heridas. Nunca más te vi llorar porque siempre fuiste la mujer más fuerte de la familia. Nos cuidaste siempre, a cada nieto trataste con mucho amor sin hacer distinciones. Lo mis ocurrió con nosotros, tus bisnietos. Gracias por entenderme, por hablar tanto conmigo, a mi siempre también me gustó mucho hablar contigo. Cuando te quedabas en casa siempre usabas mi pieza, te traía tu yogur soprole que tanto te gustaba y te comías la mitad antes de dormir. Siempre te fascinaron las noticias y yo no tenía molestías con que la pusieras tan fuerte porque eras media sordita. Siempre me contabas las mismas historias, las mismas vivencias, las que más te gustaron o las que más te impactaron. Cuando se te olvidaba un trocito yo te las completaba y me preguntabas que cómo sabía yo eso. Abuelita, me contaste 100 mil veces las mismas historias pero yo las escuché con atención por eres la mujer más sabia y siempre querías enseñar algo con ellas.

Has enterrado a tus padres y a varios de tus hermanos menores. Sé que es tiempo de que descanses tú también. No puedo rebelarme ante Dios. Él me regaló la mejor bisabuelita que se puede tener y por tantos años más encima. Abuelita, eres la persona que más admiro de toda la gente que conozco. Aquí en la tierra no creo que haya nadie mejor que tú. Me da mucha pena tu partida porque habrá un vacío muy grande en mi corazón con tu ausencia en la tierra. Sin embargo, sé que desde el cielo tú comenzarás a llenar todos nuestros corazones y que finalmente ya no tendremos tristeza sino sólo agradecimiento por haberte tenido tantos años con nosotros.

Para mi abuelita eres un ángel precioso, un ser que nunca le hizo daño a nadie, que siempre dijo la verdad, que siempre estaba preocupada por el resto, que siempre trató de solucionar los problemas de todos. Una persona que siempre fue a auxiliar a los demás incluso sin ser llamada, que siempre compartía lo poco o lo mucho que tenía. Abuelita, gracias por ser tan hermosa, por haberte preocupado siempre de nosotros. Por tener en tus oraciones siempre a personas que ni siquiera querías y que te hicieron daño. Abuelita, sé que extrañas mucho a tus seres queridos que te esperan en el cielo. Sé lo mucho que debes querer abrazar al abuelito Carlos otra vez. Dile que aunque no tuve la suerte de conocerlo lo quiero mucho porque sé que él te hizo muy feliz.

Sé que ya he hablado muchas veces de tu generosidad en la carta pero es una actitud demasiado linda y recurrente en ti. No me voy a olvidar nunca que cuando cualquier familiar te regalaba algo tú ibas y lo regalabas a alguien que tenía menos. Siempre te desprendías de todo. Dabas lo mejor que tenías y te quedabas con lo peor porque a ti esas cosas materiales no te importaban.

Abuelita, gracias por ser la luz más preciosa que iluminó la vida de toda nuestra familia. Siempre estarás en nuestros recuerdos. En los recuerdos más hermosos que se pueden tener de una persona. Te amo abuelita y te voy a amar para siempre.

Tu bisnieta,

María Fernanda (la Fernandita, como me decías tú).


Pongo aquí esta oración que le encantaba a mi abuelita. Por favor, les pido que la digan por ella:


"Señor, hace ya mucho tiempo, que al dolor de la carga, se ha curvado mi espalda y astillado mi hombro. A pesar que mi senda día a día se alarga, no suplico tu gracia, ni siquiera te nombro. Fui rebelde señor, pero tú te vengaste, tu venganza fue cruel y el dolor que me diste, te llevaste a la amada que tú mismo formaste, como agua de clara, como todo de triste. Fue una noche de enero, tibia, azul, luminosa, su alba carne de ensueño, palpitó estremecida, al sentir en su vientre la tortura gloriosa, de otra vida pequeña que llegaba a la vida. Con a fe más intensa con la unción más profunda, te dijeron sus labios la palabra de amor. Fortalece señor mis entrañas profundas y hazle blando el camino, a este nuevo dolor.

Pero tú no escuchaste su plegaria bendita, hecha en lágrima y en sangre y empapada en piedad, se perdió sollozando en la noche infinita y sus ojos cerraste, para siempre, jamás. Y es por eso que ahora que mis labios te nombran, la palabra me sale dolorosa y amarga. Y es porque siento su recuerdo en la sombra y la pena se ahonda y el camino se alarga. Y es por eso que vago, por senderos sin luces encorvado a la tierra, donde duerme mi amor y en la paz de las noches yo me tiendo de bruces, y me abrazo a la tierra como a su corazón."

domingo, 17 de junio de 2007

Día del Padre


"Caminar sin darse la vuelta nunca. Caminar con el paso largo de los adultos, sin piedad, pero un paso límpido y regular, para que tu hijo pueda comprenderlo y permanecer pegado al mismo, a pesar de su paso de niño. Y hacerlo sin darse la vuelta nunca, si es que uno tiene las fuerzas para hacerlo: para que él sepa que no se perderá, y que caminar juntos es un destino del que no es necesario dudar en ningún momento, ya que está escrito en la tierra."

[Esta historia - Alessandro Baricco]


*En la foto: mi papá, feliz, reposando en un yate en Brasil...sobre un colchón de cuero blanco, con el viento, el cielo y el mar.

sábado, 16 de junio de 2007

Justicia Divina

Este, claramente, no ha sido mi año. Me ha pasado un poco de todo, nada tan grave, pero nada tan genial como para recordar por el resto de los años que me quedan en este mundo "lo bueno que fue el primer semestre de 2007". Cuando digo que me ha pasado de todo, me refiero a cosas ni tan drásticas. Pues hasta donde yo sé, cada ser querido que ocupa algún sitio de mi corazón sigue vivito. La cosa que es ha sido un año heavy pa' mi. Me ha ido mal en la U, estoy hasta la coronilla de las injusticias. Estoy sumamente desmotivada. Además he estado enferma y muy débil, cosa que complementa esa suerte de nubecita negra que me persigue a todos lados y que va por sobre mi cabeza.
Anoche, parecía que hoy sería todo igual. Hoy, viernes, en la mañana tenía dos pruebas orales en las que se preguntaría toda la materia del semestre. Estaba aterrada y lo peor de todo es que tuve que optar por estudiar para una y no para la otra. Llegar sin estudiar absolutamente nada a una prueba es algo que nunca había vivido. Ni siquiera leer el cuaderno una vez. En blanco. Opté por sacrificar laboral pues la otra prueba era con una persona a la que le tengo miedo, o más bien, le tenía miedo.
Llegué a las 8:10 a la Universidad, dormí dos horas, le pedí a Dios que me ayudará mil veces. Mientras me peinaba le dije: si me ayudas hoy, si tengo arriba de 4 en ambas pruebas, te prometo que no como chocolates hasta el 25 de diciembre. Dios y yo sabemos cuánto me gustan los chocolates. No recuerdo un día en que no coma uno (salvo cuando hago esta clase de juramentos y se cumple lo pedido).
¿En qué me quedé? ah sí, las 8:10. La cosa es que me ofrecí como voluntaria porque después tenía que dar la otra prueba. Entré a la oficina y el profe me ofreció un café. Primer acto tierno. Antes de comenzar la prueba me preguntó por mi salud, por cómo era mi familia, en fin, por una serie de cosas que los profesores de la Universidad jamás preguntarían. Segundo acto tierno. Luego comenzamos la prueba. Según yo sabía la materia pero desordenada y poco clara. En fin, para estos casos un 4 habría sido lo que merecía. Aquí viene el tercer y gran acto tierno: el profesor decide ponerme un 5 y adornarlo con que yo soy una de sus mejores alumnas. Simplemente casi me morí. Que alguien como mi profe de civil me diga eso simplemente me llenó de alegría, que alguien tan inteligente y tan culto te demuestre con esa frase que cree en ti es una de las cosas más lindas que me ha pasado este año.
Muchas veces durante este año he dejado de creer en mi. Es algo que nunca había experimentado y que me duele mucho. Ha repercutido mucho en mi desempeño y en cómo me enfrento a las evaluaciones de la U.
Luego vino el otro milagro. Sin haber estudiado prácticamente nada di la prueba de laboral. Yo siento, sinceramente, que el profe debió ponerme un rojo. No tanto como un rojo, rojo, quizá "un morado" porque igual algo sabía y me defendí. Pero también Dios se entrometió y el profesor terminó por ponerme un 4 (genial para estos efectos).
Quizá muchos de ustedes no saben lo mucho que me cuesta sacar la voz en las pruebas orales, lo mucho que me cuesta concentrarme y recordar tranquilamente. Jamás he rendido en una prueba oral como lo hago en las escritas. Lo que pasó hoy fue simplemente algo muy especial.
Por ello llamé a esta entrada justicia divina. Porque ante tanta injusticia humana que me ha tocado en el último tiempo se apareció de pronto este pequeño milagro que me llenó de felicidad.

domingo, 10 de junio de 2007

Desde mi burbuja

¿400 golpes contra la pared han sido bastantes para aprender?

sábado, 9 de junio de 2007

Dejarse ir


Me da cosa la gente que tiene el dedo índice del pie más largo que el dedo gordo. Quiero comer chocolate. Tengo frío. Hoy usé taxy por enésima vez. Tengo miedo. Mañana voy a almorzar con mis abuelitos. En el río mataquito murieron muchos peces. Los adoquines hacen que me resbale con la lluvia. Hoy no me comí ningún chocolate. Tengo miedo. No me gusta ese pareo que cuelga en mi ventanal simulando ser cortina. Amo esa caja metálica de galletas que compré hace un par de años en el jumbo sólo por los gnomos dibujados. Tengo cds que nunca he escuchado completamente. Ese antifaz está lleno de polvo. Tengo miedo. Las estrellas de mi pared están mal pintadas. Tengo los labios partidos. Me robé las pantuflas de mi mamá para siempre. Hay poca luz. Luego tendré que meterme a msn a hacer un trabajo detestable. Ese pez pide a gritos que lo limpien. Tengo miedo. Las puertas del clóset están en el balcón. Me apetece un chocolate caburga. Es más lento que un bolero. Estoy cansada. No lo suficiente. Me olvidé de pasear. Tengo miedo. Quiero escuchar otra cosa. La luna sigue igual. Tengo miedo. El abrigo blanco está sucio. Nadie me está mirando. No puedo dormir. La próxima semana va a llover y perdí mi paraguas. Hay bolsas que son muy bonitas. Necesito demostrarle más que lo normal a la gente que la quiero porque no les digo. El papel se dobló por la humedad. Me gustan esos calcetines. Tengo miedo. Hay cosas que tengo que botar. No es que las cosas no funcionen, es que uno no funciona con ciertas cosas. Tengo miedo. Voy a preparar un jugo de naranjas natural. ¿Qué pasa cuando algo se muere?. Hay un compromiso sellado con sangre. Tengo miedo...

martes, 5 de junio de 2007

El regalo más lindo que he recibido


La estrella más hermosa del universo

A Amancio le gusta dejarse llevar por el adormecedor y suave oleaje del río. Sólo dejarse llevar mirando las estrellas, sin pensar en algo definido. Tal vez miraba esas estrellas que tanto le gustaban con la esperanza de encontrar... Tal vez era difícil para él estar consigo mismo en esa profunda y peculiar soledad. Peculiar para los de su raza ya que, como sabrás, un cisne de cuello negro como Amancio ya debería estar emparejado según los cánones establecidos. Sin embargo, para él la cosa no es tan sencilla.

Verás, la posibilidad de que la elección de su pareja sea determinada por un conjunto de feromonas le producía náuseas. Él quería algo más. También se oponía a la absurda tradición “cisnesca” de permanecer con la pareja durante toda la vida. No por que no quisiera tener una eterna compañera (confidente, amiga, amante…), sino por el hecho de que fuese una tradición. Lo que él buscaba no era un pacto momentáneo que en el futuro se cumple por el hecho de ser un pacto; lo que él buscaba era ese sentimiento lleno de voluntad que se renueva cada día, que evoluciona pero sigue siendo el mismo, que envejece con una vitalidad envidiable. Pero en verdad no buscaba, sólo miraba esas estrellas que tanto le gustaban con la esperanza de encontrar...

Un día divisó en una playa una pareja de humanos que parecía cumplir con las exigencias de su ideal. Los envidió en lo más profundo, por lo que se rehusó a mostrar algo que no fuese su cola para la fotografía. Al girar su cuerpo para el desaire se encuentra pico a pico con Siomara, quien le sonríe nerviosamente por la cercanía del encuentro. De ahí a las conversaciones cotidianas, a las tímidas miradas, a las alas sudorosas, al nado cercano, a los contactos corporales furtivos, a los cariños disimulados, al primer beso, a los celos de-vez-en-cuando, a las promesas de cada mañana, a los pequeños enojos, a la cálida ternura, a la posibilidad del amor eterno.

A Amancio le gusta dejarse llevar por el adormecedor y suave oleaje del río junto a Siomara. Sólo dejarse llevar mirando las estrellas juntos, pensando en ella. Sigue mirando las estrellas, pero ya no con esa añoranza de hace un año y medio. Sabe que su amor es sublime, que se necesitan, que el tiempo le dará la razón. Sigue mirando las estrellas, pero ya no con esa añoranza de hace un año y medio. Sabe que tiene a su lado a la estrella más hermosa del universo.

viernes, 1 de junio de 2007

Mi enfermedad

Mi enfermedad tiene por síntoma morirme de susto y como secuela fallarme.
Es trágico pero de eso me enfermé hoy y tuve que faltar a una prueba. La verdad es que también he estado bien resfriada pero eso no es excusa para faltar. Casi me morí de miedo, eso es todo. Si me iba mal, si me fallaba una vez más a mi misma sería el fin. Es una imbecilidad, lo sé. Pero qué puedo hacer si así tengo la cabecita estructurada desde chica. Mi mayor miedo es fracasar. Es lo peor, ya lo he vivido un par de veces. No de manera tan trágica tampoco pero el sabor amargo, parecido a ese que te llena la boca antes de vomitar, no me lo quita nadie. Nadie ni nada, puedo mitigarse con ciertas cosas pero siempre queda en mi, como una marquita en la piel que dura para toda la vida. Cualquier persona que lea esto va a pensar que soy una exagerada y no lo culpo. Pero dense cuenta que vivimos en la sociedad que le tiene terror al fracaso. Basta ver la cantidad de suicidas que tienen mi edad. Todo el mundo anda presionado y muerto de miedo. Este mundo es muy como las pelotas y hay que saber sobrevivir en él. Si desde chico te dicen "tienes que estudiar en la Universidad para ser alguien en la vida" Chucha, o sea si no voy a la universidad soy un pobre fracasado que no cumplió con el mínimo requisito: "ser alguien".

martes, 29 de mayo de 2007

Tenía que publicar algo en algún sitio. Mi fotolog ya me parece detestable, es cebollento, añejo y tiene cosas que ya no siento, sobre todo lo que respecta a la época colegio. Además que me sigan leyendo los mismos pasteles de siempre me desanima. Es mejor tener un blog que menos gente conozca, así uno se siente en confianza pa' contar cosas más de grandes. Ay, que mamonería esto de tener un blog, ni hablar de un fotolog. pero qué quieren que haga soy exhibicionista en algún sentido de la palabra, porque me gusta que la gente sepa quien soy, pero no me gusta andar mostrando las presas, eso si que no!