sábado, 19 de enero de 2008

Me voy a hacer de izquierda



¿Qué quieren? Estoy enojada y cuando eso ocurre uno escribe y dice tonteras como la que puse en el título de esta entrada. Es que estoy francamente indignada.

Todo empieza más o menos así. A mi pololo (alias: elserquemásamoenelmundo) le encanta Goran Bregovic, tienes once CD's de él y su sueño frustrado después de ser circense, es ser gitano.
En realidad no, pero suena bonito.


La cosa es que estaba ultra emocionado por este concierto que más encima es gratuito. Recordemos que Bregovic ha venido a Sudamérica pero a Chilito no le alcanzó así que esta oportunidad es quizá la única para verlo en vivo. Al menos acá en Chile. Todo iba bien hasta que nos enteramos que el concierto que se ofrece mañana en el Parque Araucano es con "invitación" que se iba a buscar no sé cuándo, a no sé dónde.

Como sea, el caso es que no se avisó NI POR LA PÁGINA WWW.STGOAMIL.CL NI POR LA PÁGINA WWW.LASCONDES.CL

¿Cómo demonios me tenía que entrar? ¿Por Andrés Cañiulef desde el despacho en Cartagena anoche a las 00.00 horas, diciendo que ya no quedaban entradas para el concierto del Parque Araucano?

Claro, ustedes podrán decirme, pero Fernanda, ¿por qué no fuiste a la población La bandera si habían otro concierto hoy ahí?. Demonios, tengo un padre al que no ocasionarle un infarto. Además no tenía cómo rayos devolverme de ese lugar ni quién nos fuera a buscar.

El metro estaría cerrado y...esperar micro ahí a las 12 de la noche? NO, gracias.


Okay, con el colon en la mano y el corazón algo apretado le dije a mi pololo que me daba lo mismo, que no era problema pero obviamente él no podía exponernos a cualquier robo o quién sabe qué. Sé que en ese lugar debe vivir mucha gente honesta y de gran corazón pero no nos olvidemos que es una de las poblaciones más brígidas del país.


Así que con toda la indignación le mandé un mail al desgraciado del alcalde que tiene esta porquería de comuna en la que aborrezco vivir. Mucho que lo va a leer.

Sólo quiero expresar mi odio a ese ser rancio que tiene en su frente tatuada la palabra RESTRINGIR. ¿Qué onda este señor? ¿Quién se cree? ¿Qué rayos le pasa para creerse con el derecho a pasar por sobre el Ministerio de cultura?

Entiendan que Bregovic viene desde Bosnia, que tiene más de cuarenta músicos en el escenario, que sin duda no cobró barato por venir y ¿este señor nos viene a restringir el número de entradas? Un pelotudo, no puedo decir menos de él.
¡Para la próxima elección municipal tendrán mi voto, compañeros!

No hay comentarios: