domingo, 21 de septiembre de 2008

Lo bueno...

Cuando uno tiene pena, debe tratar de acordarse de las cosas buenas.
Lo bueno de este 18: estar con mis primas, la estrella fugaz que vimos, el filete, el aire puro, los ostiones, las patitas de empanada de Rodrigo, las clases de cueca para Mathi y Noah, las empanadas caseras de la tía Mirta, la fonda improvisada, la cueva de la Quintrala, el pictograma, los panqueques con manjar, la cara de Baltazar cuando iba sobre la moto, Amelie corriendo libremente, cantar gritando temas de los prisioneros en el auto, las machas a la parmesana, el pan amasado del tío Álvaro, las caminatas, las papas fritas con los dedos en la madrugada, el guatón loyola, la consentida, la rosa con el clavel, tallarines con salsa y plateada, los ojos tiernos de Vicente, el carpaccio de locos, la conversación, la risa...

1 comentario:

Anónimo dijo...

ir al campo y todo lo que implica... el aire puro, el cielo azul, las nubes moviéndose lentamente, los ochocientos árboles que mi mamá plantó durante el año, la huerta que ya dio sus primeros frutos, el pan amasado que nos llegaba calentito todas las mañanas cortesía de Judith, mi mamá feliz, la brisca, el asado al palo, los corderitos bebés que toman en mamadera ^^, los cercos parados (por fin), el pasto verde (por fin), las risas, mi familia.... y mis bebés... los dos nuevos integrantes que han traído luz y alegría a mi familia... fueron demasiado felices en el campo: El Simba correteó gallinas porque no entendía por qué en un momento estaban al lado de el y dp estaban al otro lado del cerco... el mamón del Waldi es el cachorro mas regalón que he conocido en mi vida...

en fin, fue un lindo 18

Saludos amiga, me alegro que todo hay salido bien ^^

D