miércoles, 6 de mayo de 2009

Ahora si que sí


Anoche mamá (y su bocota de megáfono) hablaba con mi hermana por teléfono. Parecía que mi hermanita algún problema ginecológico tenía. Que los días, que el tratamiento, que el test. Mientras leía con mi puerta abierta, ni tonta, pare' la oreja. Mentira que voy a ser tía.

Alcancé a cachar que mi hermana se había hecho un test que salió positivo. Pero no se quería hacer ilusiones así que hoy se haría una ecografía.

Resultado: tenemos un pirigüín de 6 semanas y media cuyo corazón late fuerte y sano.
Mide 5 milímetros y mi hermana es la futura madre más extraña que he visto en la vida.

Lo digo porque mientras nos contaba todos los detalles durante la once ni siquiera ella se creía lo que estaba diciendo. No lloraba ni se reía, estaba como ¿?
Es algo que se había anhelado tanto tiempo que supongo que cuando ya lo tienes y no costó tanto como pensaste la sensación desconcierta un poco. Está feliz, eso se le nota a 10 kilómetros, pero es todo tan nuevo para ella que no sabe qué hacer con esa felicidad.

Cuando llamó al tata se le cayeron sus primeras lagrimitas porque tatita era el segundo hombre más feliz de la Tierra y de sólo pensar en su futura bisnieta articulaba palabras lacrimosas a través del teléfono.

Por mi parte hice mi primer gesto de amor. Me puse esa vacuna del terror para no enfermarme por ningún motivo y contagiar a la futura madre. También estrujé mi escúalida mesada para comprar un par de regalos apropiados.

Sólo sé que apenas pirigüín comience a caminar y a hablar no habrá museo, exposición, obra, tocata, parque, feria, carnaval, festival, recital al que no asista. Yo seré una tía cool que la (lo) llevará a cuanta cuestión se le ocurra ir. Supongo que para eso existen las tías buena onda, jóvenes, ultra regias, como una...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Fe:
Felicitaciones! A tu hermana, a tí y a toda tu familia.
Les deseo lo mejor, a pirigüin y a tu hermana, y de seguro tú serás una tía genial y cool.
Cariños

Matilde