sábado, 8 de mayo de 2010

Nadie puede y nadie debe vivir,
vivir sin amor