jueves, 16 de agosto de 2012

A veces siento que soy un robot de comprensión, una máquina de hacer favores...
El problema es que cuando yo necesito, que una vez en la vida, alguien haga algo por mi hay muy pocas personas dispuestas...

No hay comentarios: